Tratamiento reflujo gástrico

En esta sección, vamos a conocer cuáles son los principales tratamientos que deberíamos seguir si nos hallamos ante un caso de reflujo gástrico.

A continuación, vamos a exponer cuáles son los métodos que mejores resultados pueden obtener para curar nuestro reflujo en función del nivel de gravedad que éste presente:

Modificar hábitos de vida poco saludables:

Si los síntomas que experimentas son leves, entonces lo único que deberás hacer es modificar ciertos hábitos de tu estilo de vida que son dañinos para tu organismo, especialmente ahora que sufres las consecuencias del reflujo.

  • Lo primero que debes hacer es evitar los empachos, es decir, no llenar tu estómago de más comida de la necesaria ya que el reflujo ocasionado puede ser de mayor intensidad. En lugar de grandes comilonas, realiza pocas comidas de forma frecuente para suavizar los síntomas.
  • Por otra parte, bajar de peso te resultaría beneficioso si sufres de obesidad o sobrepeso.
  • Elimina de tu dieta los alimentos que son considerados “agresivos” en este momento tales como las bebidas alcohólicas o demasiado azucaradas, los productos ricos en grasa como las frituras o las salsas picantes. Sustituye dichos alimentos por otros ricos en proteínas y bajos en grasas y azúcar.
  • Desecha igualmente el tabaco.
  • No vayas a dormir inmediatamente después de haber comido, ya que esto puede aumentar aún más la sensación de reflujo. Del mismo modo, es aconsejable que duermas con una cierta elevación de la cabecera de la cama o que utilices más de una almohada para apoyar la cabeza.

Existen también una serie de remedios naturales que nos pueden ayudar a combatir los efectos de esta enfermedad.

Tomar medicamentos:

Aquellos pacientes que no han notado mejoría al seguir los métodos anteriormente citados, deben hacer uso de ciertos medicamentos para recuperarse del reflujo gástrico. Los medicamentos más comunes indicados para casos más graves son:

  • Inhibidores de la bomba de protones: Se encargan de reducir los ácidos del estómago limitando así la sensación de reflujo tras las comidas. El más conocido y consumido es Omeoprazol. Aunque existen marcas similares como Pantoprazol, Lansoprazol o Rabeprazol.
  • Bloqueadores H2: Su función es la de disminuir la producción de ácido del estómago. Sin embargo, su eficiencia es bastante limitada ya que tan solo alivian los síntomas a corto plazo. El ejemplo más claro es la Ranitidina. Aunque su función es exacta a los inhibidores, su eficacia es mucho menor por lo que el período de tratamiento se alarga si tomas este medicamento.
  • Antiácidos: Empleados para neutralizar los ácidos del estómago, suelen ser menos indicados en el tratamiento de dolencias de este tipo por sus efectos secundarios. No obstante las marcas más populares son:  Maalox, Mylanta, Rolaids, y Riopan.
  • Agentes espumantes: Cubren el contenido del estómago con espuma para acabar con los efectos del reflujo. Sin duda, el producto más frecuentemente empleado es Gaviscon.
  • Procinéticos: Estos medicamentos se encargan de mejorar el tránsito intestinal haciendo que el estómago se vacíe más rápidamente y mejorando asimismo la función de los esfínteres. Sin embargo, su uso no es del todo recomendado por sus múltiples efectos secundarios.

El tratamiento farmacólogico puede tener hasta una duración de un año en casos realmente graves, aunque en general no suele superar los dos meses. Debes saber que es posible la combinación de varios de estos tratamientos aunque siempre debes tomarlos bajos prescripción médica.

Recurrir a la cirugía:

Este método es el menos común de los tres, ya que los pacientes suelen recuperarse siguiendo las medidas ya comentadas. No obstante, un mínimo porcentaje de pacientes necesita beneficiarse de los usos de la cirugía para superar con éxito esta enfermedad.

Diferentes técnicas son realizadas en pacientes que sufren de reflujo gástrico severo pero la más común es conocida como “la técnica de Nissen”. Básicamente ésta consiste en enrollar el revestimiento gástrico alrededor del estómago con el fin de aumentar el tono del esfínter, limitando así el contenido gástrico hacia el esófago.

Para acabar, hemos de comentar que el tratamiento adecuado únicamente puede ser proporcionado por un especialista en la materia que supervise la evolución de nuestra dolencia, de modo que sólo el/ ella pueda proporcionarte el tratamiento que mejor se ajuste a tus síntomas.

Tratamiento reflujo gástrico
5 (100%) 1 vote

También te puede interesar: