alejandro sobre mi
La sección sobre mí… nunca me ha gustado hablar de mí pero creo que es necesario que me conozcas un poco más, sobre todo mi historia.

Soy Francisco Quesada, nací en el año 1985 en Sevilla (España) pero a los pocos años me tuve que mudar a Madrid por cuestiones familiares. Durante mi adolescencia pasé por bastantes problemas en casa, la situación no fue nada buena, y a pesar de que poco a poco fuimos mejorando yo empecé a sentirme alterado todo el tiempo. Me convertí en un chaval demasiado activo y nervioso.

Al terminar mis estudios en el instituto decidí estudiar biología la universidad, las cosas en casa ya iban mejor y la carrera me gustaba bastante, ambas cosas hicieron que mi nivel de nerviosismo y ansiedad bajara considerablemente. El primer año de universidad fue el más tranquilo que recuerdo, pero esto cambió en el segundo año cuando se me acumularon algunas asignaturas, empecé a verlo todo mucho más difícil. Siempre he sido muy exigente conmigo mismo, en el instituto nunca suspendí ninguna asignatura y al ver que en la carrera no estaba marchando todo como debería me empecé a agobiar de una manera brutal.

Yo no tenía ingresos y mis padres no tenían suficiente dinero como para pagarme asignaturas suspendidas. La presión era tal que apenas dormía, comía fugazmente y a un ritmo veloz para devorar libros (que luego de los nervios ni me enteraba lo que leía a veces) e iba de un lado a otro para hablar con los profesores. Fue en aquella época cuando empecé a notar tremendos malestares en el estómago, los cuales asocié a mi forma de comer tan rápida y voraz.

No le di mucha importancia al principio, pero el malestar y dolores siguieron durante varios días, a cada cual peor. “Ya se me pasará” pensé, pero lejos de esto, un día vomité y para mi sorpresa había sangre en el vómito. Esto hizo saltar mis alarmas, no podía seguir así, tenía que acudir a un médico ya mismo.

El diagnóstico:

 

Gastritis aguda, eso es lo que tenía, y además muy seria. Mi ritmo de vida, estrés y forma de comer me habían provocado una gastritis tremenda que me estaba matando de dolor. El médico me recetó unos antiácidos para aliviar la inflamación del estómago y me recomendó mejorar mi ritmo de vida, tenía que tranquilizarme y comer de forma sana, sosegado.

La verdad es que los antiácidos hicieron que me encontrara mejor, pero yo, como soy un cabezón, continué con mi ritmo de vida frenético y lleno de nervios porque quería aprobar todas las asignaturas fuera como fuera. A las dos semanas me volvieron unos dolores al estómago brutales, nauseas, vómitos… Decidí que no podía seguir así y que iba a cambiar mis hábitos, me iba a organizar las horas del día perfectamente para no ir tan estresado e iba a buscar por Internet algún método efectivo para tratar la gastritis además de seguir tomando los antiácidos del médico.

Buscando por la red encontré demasiada información bombardeándome, había cientos de páginas web con información, tratamientos, soluciones raras… Por cosas del destino o del azar, un profesor mío de la carrera de biología me vio en la biblioteca buscando información sobre la gastritis, me sorprendió cuando me empezó a hablar sobre el tema, no me esperaba tal interés de parte de un profesor. Me comentó que una amiga de su mujer, una tal Brenda, era experta en gastritis y que había ideado un método muy eficaz para hacerla desaparecer. Yo soy bastante escéptico en general, pero bueno, viniendo de un profesor de la universidad me tenía que fiar así que le hice caso.

Lo que hice:

 

Seguí el tratamiento de Brenda y bueno, poco tengo que decir, no es mágico ya que hay que ser constante y no tomárselo a broma pero es increíblemente eficaz si sigues todos los pasos. Una auténtica profesional de pies a cabeza.

Para los curiosos, sí, al final suspendí un par de asignaturas pero fueron muchas menos de las que esperaba. Terminé mi carrera y a que no adivináis de qué fue mi tesis: Enfermedades del estómago. Creo que la gastritis fue un antes y después en mí.

Y esto es todo, hice este blog para compartir mi experiencia y ayudar a otras personas que también padezcan de gastritis. Si tienes cualquier duda sobre lo que sea, puedes enviarme un correo mediante la sección contacto que verás arriba en el menú. Un placer contarte mi historia. ¡Un abrazo!

Sobre mí
4.2 (83.33%) 6 votes