¿Qué es la gastroenteritis?

Es la inflamación del estómago y el intestino delgado. Por ello también suele llamarse infección gastrointestinal o de forma más vulgar ‘gripe estomacal’.

Es una enfermedad extremadamente común. En los EEUU por ejemplo, es la segunda más frecuente (la primera es el resfriado). A nivel mundial se producen entre 3 y 5 millones de casos anuales, sobre todo en el sector infantil.

A pesar de que a priori no es grave, si no se trata como es debido y persiste en el tiempo, puede tener consecuencias muy dañinas para el cuerpo; incluso la muerte. Más de un millón de muertes por gastroenteritis se contabilizaron en el año 2008; donde hay que señalar que la mayoría se produjeron en países del tercer mundo.

gastroenteritis

Causas

Las causas de la gastroenteritis varían mucho dependiendo de la edad:

  • En niños de hasta 5 años: la causa suele ser un virus llamado rotavirus. En niños sanos que no tienen problemas inmunológicos es fácil de tratar.
  • En adultos: la causa suele ser también un virus, pero de otro tipo, llamado norovirus. A pesar de que los síntomas son molestos y desagradables, los infectados por este virus se suelen recuperar en 2-3 días.

    Otra causa también común en adultos es la Campylobacter, una bacteria que se presenta a menudo en intoxicaciones alimentarias; con la curiosidad de que tiene un período de incubación de 2-5 días.

Existen por supuesto otras causas menos frecuentes como:

  • Otros tipos de bacterias o virus (como el adenovirus o el astrovirus) 🚩
  • Parásitos 🚩
  • Padecer cólera 🚩
  • Enfermedad de Crohn 🚩

¿Y cómo esos virus y bacterias pueden llegar a nuestro organismo? De forma indirecta, de las siguientes maneras:

  • Comer carne poco cocinada o cruda. 📌
  • Beber leche sin pasteurizar y/o queso fresco. 📌
  • Beber agua contaminada. 📌
  • Ingesta de ciertos antibióticos o AINE (antiinflamatorios no esteroideos). 📌
  • Ingesta de huevos, marisco, pescado o verduras mal cocinadas o sin lavar. 📌

Como puedes ver, las causas pueden ser muy variadas pero tienen casi siempre un factor común: son de carácter infeccioso. Por ello, no te preocupes tanto por la causa ya que el tratamiento no variará demasiado.

Consejos – ¿Qué hacer?

Si te han diagnosticado gastroenteritis, el médico o especialista ya te habrá dado una serie de instrucciones y consejos. Nosotros te vamos a dejar una serie de recomendaciones generales que te vendrán muy bien:

  • Bebe mucho: la deshidratación es lo más peligroso de esta enfermedad por lo que asegúrate de beber una gran cantidad de líquidos. Ya sea agua, agua con limón, infusiones, zumos, bebidas isotónicas…
  • Sé lo más higiénico posible: lávate las manos con frecuencia para no contagiar a nadie, y si cocinas conserva los alimentos lo mejor posible y lávalos a conciencia. Por supuesto, mantén la cocina lo más limpia que puedas.
  • Toma ciertos alimentos: en este artículo que escribimos sobre remedios caseros y alimentos para la gastroenteritis te indicamos qué comer específicamente para aliviar los síntomas.
  • No tomar antibióticos.

gastroenteritis-que-es-causas

Prevención

La mejor forma de prevenir una gastroenteritis es mejorando la higiene, tanto de hogar (sobre todo de las zonas de cocinado) como de tu cuerpo (sobre todo lavándote las manos).

Por supuesto, tener mucho cuidado con no beber agua contaminada ni alimentos en mal estado o mal cocinados.

Para prevenir la enfermedad en bebés está demostrado que la leche materna es un buen combatiente contra las infecciones. Y por supuesto lavarse bien después de cambiarle los pañales, al preparar su comida, etc…

Por último hay que saber que existen vacunas específicas para el rotavirus. La OMS las recomendó para toda la población infantil en el año 2009, por lo que si te quieres curar en salud, nunca mejor dicho, acude a tu médico preguntando por ella.

Su efectividad es muy alta: en EEUU redujo en un 80% el número de casos de diarrea.

Diagnóstico

La mejor forma de diagnosticar esta enfermedad es a través de sus síntomas.

En los pacientes que tienen sangre en las heces, que han viajado al extranjero a un país del tercer mundo o que se han intoxicado comiendo alimentos en mal estado se les suele hacer un cultivo de heces.

Otro elemento muy importante es determinar el grado de deshidratación y sus síntomas relacionados.

Por ejemplo, un bebé con deshidratación suele presentar un llenado capilar largo (de forma resumida: al presionar sobre el dedo veremos como la carne debajo de la uña se torna blanca pues ‘quitamos’ la sangre de esa zona. Al dejar de presionar, la sangre vuelve a su sitio. Cuando hay un llenado capilar largo, la sangre tarda más de lo normal en volver a su sitio), respiración anómala y turgencia cutánea deficiente.

Por último, en algunos casos el médico tendrá que ir descantando otras enfermedades relacionadas que presentan síntomas parecidos. Por ello, a algunos pacientes se les realizan varias pruebas y se les realizan bastantes preguntas.

Gastroenteritis y gases

La aparición de gases cuando se padece gastroenteritis es completamente normal. El sistema digestivo está directamente implicado por lo que la diarrea, gases, dolor de estómago, molestias en la zona del abdomen y otros síntomas relacionados son totalmente normales.

En bebés es relativamente común que, una vez curados de la gastroenteritis, pasen unos días posteriores con el estómago un poco hinchado y con gases.

Gastroenteritis con sangre

Puede suceder que, entre los síntomas, veamos sangre en las heces.

Esto puede ser un signo de gravedad, aunque no necesariamente. En bebés es más frecuente la aparición de sangre que en los adultos.

En cualquier caso, si vemos su presencia a la hora de ir al baño recomendamos acudir a un médico pues no es lo normal/saludable y podría tratarse de esta u otra enfermedad grave.

Gastroenteritis: Qué es, causas, prevención, diagnóstico y más
5 (100%) 1 vote