Gastritis en perros

La gastritis no sólo se manifiesta como el trastorno gástrico más frecuente entre los seres humanos sino que también afecta a los perros de igual manera. Específicamente, hablamos de gastritis en perros cuando se produce una intensa inflamación de su revestimiento estomacal provocando una serie de síntomas concretos que son muy similares a los experimentados por las personas.

Si tu mascota experimenta algunos de los síntomas mencionados, no dudes en  consultar a tu veterinario sobre su origen y tratamiento.

 Síntomas comunes

Los síntomas más comunes incluyen:

  • Dolor ligero o intenso de abdomen
  • Regurgitación de los alimentos
  • Vómitos
  • Diarrea o por el contrario estreñimiento
  • Salivación excesiva
  • Inapetencia
  • Pérdida de peso
  • Estado de letargo y debilidad

Síntomas en casos más graves:

  • Deshidratación: provocada por la pérdida de líquidos debido a la diarrea y los vómitos.
  • Heces oscuras y/o sangre en las heces, signo de que la enfermedad se encuentra en un estado avanzado.
  • Presencia de sangre en los vómitos.
  • Palidez en las mucosas por pérdida de sangre y mucosas de color amarillento debido a una intoxicación.
  • Cambios visibles en el pelaje.

-Algunos perros pueden además sentir picazón en orejas y piel a consecuencia de su sensibilidad a ciertos alimentos.

¿Es la gastritis una enfermedad peligrosa para nuestras mascotas?

Aunque la gastritis puede transformarse en crónica, es decir, duradera a lo largo del tiempo; lo cierto es que no existe un gran peligro para los perros que sufren de este mal siempre y cuando sus dueños les proporcionen la cura adecuada que puede variar en función de la gravedad de los síntomas. Eso sí, dichos tratamientos deben ser realizados bajo la supervisión de un veterinario que pueda evaluar la evolución de tu mascota

Tratamiento casero para gastritis en perros

A continuación, te mostramos cuáles son las medidas normalmente adoptadas por los veterinarios para tratar a perros con gastritis:

  1. Retirada casi total de los alimentos durante dos días como máximo para evitar la recurrencia en las mascotas de síntomas como vómitos, regurgitación de alimentos o diarrea.
  2. Limitación de los líquidos ingeridos por el perro.
  3. Recomendación de una dieta especial para reducir los efectos de la gastritis. El perro deberá solamente alimentarse a base de aquellos alimentos que puedan favorecer un proceso correcto de digestión. Las tomas han de ser reducidas pero frecuentes para evitar problemas más graves.

 Tipos de alimentos recomendados:

  • Proteínas: La proteína de la leche posee ciertos efectos anti estrés y es ideal para controlar las molestias producidas por la digestión durante la gastritis.
  • Carbohidratos: Previenen la aparición de efectos secundarios en el perro si éste sufre de sensibilidad o alergia a ciertos alimentos.
  • Antioxidantes: Éstos ayudan a robustecer el sistema inmunitario fortaleciendo sus defensas naturales.
  • Electrolitos: Los alimentos ricos en esta sustancia ayudan a los perros a recuperar gran parte de los minerales que han sido expulsados de su organismo a través de vómitos y diarrea.
  • Fibra: La fibra mejora el tránsito intestinal de tu mascota y favorece la aparición de ciertas bacterias beneficiosas para el correcto funcionamiento de su estómago e intestinos. En especial, el Psyllium es un tipo de fibra muy recomendable para tratar estos casos por sus efectos positivos sobre la salud digestiva de estos animales.

En definitiva, se trata de proveer a nuestras mascotas de alimentos:

*Saludables

*De fácil digestión

*Suficientemente energéticos para que les ayudan a superar este bache.

*Deliciosos para que favorezcan su apetito y así recuperen el peso que han perdido a causa de la gastritis.

¿Cuándo debe recurrirse al uso de medicamentos para tratar a  nuestras mascotas?

El veterinario, encargado de suministrar el tratamiento adecuado a nuestra mascota, será el responsable de administrar si fuera necesario los medicamentos oportunos. Normalmente, el tratamiento se basará una dieta especial incluyendo los grupos de alimentos que comentábamos anteriormente en combinación de ciertos medicamentos. Los más usados son:

Doxiclina: Es el más usado para tratar todo tipo de infecciones gastrointestinales en perros. Un medicamento inyectable que posee unos pocos efectos adversos como pueden ser diarrea, vómitos o intensa somnolencia.

Metronizadol: Indicado para curar aquellas infecciones gastrointestinales.

Las pastillas de Albón: Sumamente eficaces en el tratamiento de infecciones bacterianas, son ideales para curar la gastritis canina.

¿Es recomendable el uso de medicamentos como el Omeoprazol o la Ranitidina en perros?

Aunque muchos veterinarios prescriben pequeñas dosis de estos medicamentos para el tratamiento de gastritis en perros de una manera segura y efectiva, lo cierto es que especialmente el Omeoprazol puede presentar algunas contraindicaciones. Por ejemplo, algunos perros que son hipersensibles o alérgicos a esta sustancia pueden desarrollar un buen número de efectos secundarios como vómitos, náuseas, diarrea o gases.

Sin embargo y en general, el tratamiento con medicamentos de este tipo resulta eficiente siempre que se den las siguientes características:

  1. Las dosis son controladas y prescritas por un veterinario. Normalmente la dosis diarias es de 0.5-1 mg.
  2. El animal no es sensible ni alérgico a las sustancias expuestas.
  3. Hay que prestar especial atención con el uso del Omeoprazol en perros que poseen una enfermedad del hígado.
  4. El Omeoprazol no debe emplearse con otro tipo de medicamentos agresivos, pues podrían poner en peligro la salud de los animales.
Gastritis en perros
5 (100%) 2 votes

También te puede interesar: