Esofagitis péptica

Se trata del tipo de esofagitis más comúnmente padecido entre la población, el cual es originado a consecuencia de los efectos del denominado reflujo gástrico. Mediante el reflujo, es decir, la regurgitación de los alimentos que viajan desde el estómago hasta el esófago, éste sufre ciertos daños que se traducen en una inflamación que puede ser leve o aguda.

Síntomas comunes

La esofagitis péptica manifiesta una serie de síntomas. Entre los más comunes encontramos:

  • Regurgitación de los alimentos.
  • Dificultades respiratorias.
  • Ardor/ quemazón en la parte alta del abdomen.
  • Dolor abdominal intenso.

 Tratamiento

El tratamiento de esta enfermedad incluye la toma de ciertos medicamentos que puedan reducir los efectos del reflujo y con ello, los síntomas derivados de esta afección.

De este modo, a los pacientes se les suele administrar:

– Diferentes inhibidores de la bomba de protones en dosis distintas. 20 mg de Omeoprazol al dia, 30 mg de Lansoprazol diarios o  40 mg de Pantoprazol según el paciente. Sin embargo, sea cual sea el tratamiento a seguir, este debe tener una duración de entre 4 y 8 semanas.

*Este método ha demostrado ser más potente en el tratamiento de los síntomas que la toma de bloqueantes de los receptores H2, cuyo éxito se limita a la mitad de los pacientes.

Tratamiento en casos graves

En casos severos de esofagitis, se llevarán a cabo las siguientes medidas:

  1. Duplicación de la dosis que se haya administrado al paciente, preferiblemente los inhibidores de la bomba de protones, los cuales funcionan en más del 80% de los casos.
  2. Realización del proceso de endoscopia tras finalizar la terapia anterior, que no es otra cosa que un examen visual de los conductos del cuerpo humano mediante un endoscopio para comprobar el estado del esófago una vez acabado el tratamiento.
Esofagitis péptica
4.5 (90%) 2 votes

También te puede interesar: