¿Qué es? ¿Por qué aparece? ¿Cómo me puedo curar? Todo eso y más lo vamos a tratar con detalle en este artículo. Para empezar, debes saber que la gastritis erosiva es una inflamación de las paredes del estómago, las cuales se inflaman y se van erosionando (o dicho de otra forma, desgastando) progresivamente.

Es un tipo de gastritis que, por su propia naturaleza, debe tratarse cuanto antes mejor. Si dejamos pasar mucho tiempo puede que las consecuencias se tornen en graves, ya que las paredes estomacales quedarán muy dañadas.

Existen varios “sub-tipos”, como la leve, pero sin duda la más popular y conodida es la gastritis erosiva antral.

Pero… ¿por qué razón se produce esto? ¡Vamos a verlo!

Causas

Lo primero que debemos saber es qué ha causado esta molesta gastritis erosiva. Las causas pueden ser muy variadas, y en ocasiones es difícil aislar factores e identificar con claridad el foco del problema. A pesar de ello, las causas más comunes suelen ser:

gastritis erosiva

Malos hábitos alimenticios o dieta inadecuada

Estrés, nerviosismo o ansiedad.

– Abuso de ciertas sustancias como el alcohol o esteroides.

Lesiones estomacales.

Enfermedades autoinmunes.

Infecciones del estómago, la más común la causada por la bacteria Helicobacter Pylori.

Intolerancias alimenticias producidas durante largos periodos de tiempo.

Como puedes ver, las causas son variadas y diversas. Es importante que intentes identificar qué es lo que ha provocado la gastritis erosiva en tu caso, ya que así podrás cortar de raíz el problema y comenzar a mejorar.

Pero… ¿Y si realmente no tienes gastritis? Pues vamos a descubrirlo viendo cuáles son los síntomas habituales.

Síntomas comunes

Los signos que te ayudarán a identificar el problema son, al igual que las causas, muy variados. Por ello, recomendamos siempre acudir a un profesional para que evalúe tu caso y te diga con seguridad si padeces gastritis erosiva. De todas formas, pegarle un vistazo a los siguientes síntomas te ayudará:

síntomas gastritis erosiva

Sangre en vómitos o heces. Esto significará que la gastritis está bastante avanzada. Acude a tu médico con rapidez.

Dolor en la zona del estómago.

Pérdida total o parcial del apetito.

Indigestión.

– Presencia de muchas flatulencias y eructos.

Náuseas y mareos.

Distención abdominal.

Acidez o sensación de ardor en el estómago. Puede aparecer cuando se come o no, depende de la persona.

Sensación de hinchazón. Es poco frecuente pero suele aparecer en personas que experimentan pérdida del apetito.

Si presentas alguno de estos síntomas te recomendamos que acudas a un especialista, existen algunas enfermedades muy similares a la gastritis que tienen sintomáticas muy similares.

Únicamente un profesional podrá decirte con exactitud qué es lo que tienes.

Tratamiento

¿Cómo podemos hacer desaparecer y tratar a este tipo de gastritis? Realmente de una manera muy similar a los otros tipos de gastroenteritis. Lo primero que hay que hacer es identificar la causa principal. Por ejemplo, si la gastritis ha sido causada por el estrés en tu modo de vida deberás cambiar tus hábitos para relajarte.

Si se debe a malos hábitos alimentarios, como comer demasiado rápido o comer alimentos “agresivos” con frecuencia (con agresivos nos referimos a picantes, con mucho azucar, de baja calidad, etc…) lo que tendrás que hacer es cambiarlos y comenzar una dieta adecuada y saludable.

Si la causa no es clara y los síntomas no son muy graves, el médico te podrá recetar medicamentos, los más habituales son los antiácidos. En casos de gravedad, además de diversas evaluaciones como la endoscopia, se podrán recetar inhibidores de bomba de protones o bloqueadores de ácidos. Y por último, en caso de que el problema sea debido a una infección se recetarán antibióticos.

En casos realmente excepcionales se puede incluso recurrir a la cirujía.

¿Existe algún remedio casero o tratamiento que pueda seguir yo mismo?

La respuesta es sí. La gastritis erosiva se puede tratar de diversas maneras alejadas de medicamentos y soluciones agresivas, siempre y cuando, eso sí, la gravedad no sea alta (en este caso deberás acudir a un profesional cuanto antes).

La mayoría de remedios caseros y soluciones sencillas se basan en la alimentación. Dietas adecuadas y muy específicas, cambio en los hábitos alimenticios y eliminación total de ciertas sustancias como el alcohol, aspirinas, tabaco, etc…

Una buena alimentación hará que tu estómago no sufra a la hora de hacer la digestión, y por lo tanto cuidará las paredes que lo recubren, haciendo que se vuelva a fortalecer.

Recomendación
Uno de los tratamientos que está funcionando realmente bien es el tratamiento de Brenda, un método 100% natural que se basa, tal y como hemos comentado, en dietas y hábitos de alimentación. El porcentaje de éxito es simplemente espectacular. Desde aquí lo recomendamos encarecidamente.

Esperamos que te haya sido de utilidad toda esta información, si te interesa saber más sobre el tema te animamos a que navegues por el resto de páginas de nuestra web.

Gastritis erosiva
4.3 (85%) 8 votes