Gastritis emocional – ¡Toda la información que necesitas!

Hasta ahora hemos hablado de varios tipos de gastritis donde la causa principal era una mala alimentación o una infección, pero existe otro tipo menos conocido aunque igual de doloroso: gastritis emocional.

¿Qué es la gastritis emocional?

También llamada gastritis nerviosa o gastritis del estrés, presenta los mismos síntomas que el resto de gastritis pero la causa es totalmente diferente.

El estrés, la ansiedad o nervios prolongados en el tiempo pueden afectar directamente a nuestro estómago, provocando una inflamación en las paredes de este (más concretamente en la mucosa gástrica).

gastritis emocional

¿Cómo puedo saber si tengo gastritis emocional?

Es algo más difícil de diagnosticar, pues muchas veces los nervios y estrés afectan a gran parte del sistema digestivo y no sólo al estómago. A pesar de ello, suelen aparecer los siguientes síntomas:

Síntomas de la gastritis emocional

  • Acidez aguda en el estómago.
  • Náuseas, mareos, dolores de cabeza.
  • Dolores en la zona del abdomen.
  • Quemazón abdominal.
  • Síntomas psicológicos: Como hemos dicho, estrés, ansiedad, nerviosismo, tensión, y emociones relacionadas.

Por supuesto y como siempre recomendamos, en cuanto se noten síntomas similares deberías acudir a un profesional para que te mire en profundidad. Cuanto antes se diagnostique una gastritis más fácil será el proceso de curación ya que nuestro estómago estará menos “atacado”.

Tratamientos eficaces

Los remedios para la gastritis por nervios son igual de variados como para el resto de tipos. Pero en este caso, tendremos que focalizar energías en remediar nuestros problemas psicológicos puesto que son la principal causa del problema.

tratamiento gastritis emocional

Normalmente se recomienda acudir a un psicólogo si los problemas psicológicos son serios y de difícil trato. En ocasiones puede que simplemente estés nervioso por alguna cuestión, deberás intentar modificar tus hábitos de vida y relajar dichos nervios. Estos afectan directamente a tu forma de comer, por ejemplo, haciendo que tu estómago trabaje más de lo normal.

Un cambio de dieta seleccionando alimentos más ligeros también suele funcionar bastante bien, para otros tipos de gastritis se suele ser bastante restrictivo en el aspecto de la alimentación pero en la emocional no tanto. Para que te hagas una idea, se recomienda tomar:

  • Verduras que no sean ácidas o con demasiada fibra.
  • Sopas, muchos líquidos, purés.
  • Frutas no ácidas.
  • Pescados.
  • Carnes ligeras como pollo.
  • Arroz.
  • Patatas hervidas o al horno (nunca fritas).

Si quieres profundizar más en tratamientos eficaces te será de ayuda el siguiente enlace: Tratamiento para gastritis emocional.

¡Un saludo y esperamos que te haya servido de ayuda este artículo!

Gastritis emocional – ¡Toda la información que necesitas!
2 (39.43%) 35 votes

También te puede interesar: